15. TELE TRABAJO – COWORKING

blog-15_300px

¡Qué cantidad de cambios había vivido Juanito últimamente! Unos para bien y otros para mal, pero de todos había aprendido algo nuevo y útil para su pingüi vida. La lección más importante que había sacado Juanito desde que comenzó en el mundo laboral, es que había que adaptarse a los cambios y sacar lo positivo de cada nueva experiencia.

Con su mente en esta trayectoria, tras su despido y sus primeros “pinitos” en el mundo del coaching, Juanito, como sabéis, se animó a emprender y crear una app solidaria, la cual no sólo funcionaba, sino que había tenido bastante acogida y buenas críticas. Pero claro…por muy solidario que fuera Juanito, el “sin ánimo de lucro” no daba de comer, por lo que debía compaginar sus ganas de ayudar, con su vocación profesional y con un trabajo que le generase ingresos. Fue entonces cuando decidió que debía seguir emprendiendo, pero a otro nivel, ¡había que dar un paso más allá!. Aprovechando los nuevos contactos que había conocido a raíz de la app, su experiencia profesional pasada y sus ambiciones futuras, decidió comenzar una nueva etapa como consultor freelance aceptando varias solicitudes de clientes que le habían contactado.

  • “¿¿Dónde trabajo??” – esa fue la primera pingüi reflexión de Juanito.

Lo cierto, es que Juanito no contaba con suficientes recursos económicos como para alquilar una oficina; se planteó también los espacios compartidos, pero aunque el coste era inferior, tampoco se lo podía permitir… TELETRABAJO¿sería una buena pingüi idea?”.

A Juanito se le encendió la bombilla, había visto un reportaje hace poco y creyó que era su mejor opción. El teletrabajo se adaptaba 100% a sus necesidades ya que por definición, consistía en desarrollar toda o parte de la actividad laboral desde un lugar alejado de la oficina tradicional, utilizando las TIC para mantener un vínculo con la misma, o en su caso, con los clientes. Era posible y era lo que necesitaba…tenía las tecnologías necesarias (ordenador, móvil, impresora, internet…) y flexibilidad horaria para poder compaginarlo todo en su día a día.

Juanito se iba motivando poco a poco él solo con la idea del teletrabajo, ya que había visto en el reportaje que las ventajas de llevarlo a la práctica eran muchas: reducción de costes, ahorro energético, flexibilidad para compaginar vida laboral y familiar, reducción de la contaminación, ahorro de tiempo al no tener que desplazarse, etc… Sin embargo, también sabía que debía ser muy ordenado, dotarse de un buen espacio en casa donde concentrarse y planearse muy bien los tiempos y los horarios, ya que era la clave para que el teletrabajo funcionase y él rindiese al mejor pingüi nivel. Encontró en internet el siguiente documento, conciso y claro, de los 8 tips para ser productivo desde casa y las claves para triunfar en su propósito:
8 tips para ser productivo desde casa

Fuente: SoyEntrepreneur.com

Es cierto que las estadísticas desconcertaron un poco a Juanito. En teoría  era una muy buena idea, pero en algunas economías tenía todavía poca aplicación práctica… sin embargo, estaba en aumento y él quería ser eso, un pionero en todo, una persona que apostase por el futuro y sus beneficios. Él sería un auto-trabajador, una de esas muchas personas que desarrollan su vida laboral casi íntegramente desde casa y no debía frenarse por los números actuales sino adelantarse a las tendencias y al mercado, era el FUTURO, así quedaba resumido en la siguiente infografía que encontró pingüi navegando por la red.

Lo primero que hizo en esta nueva etapa profesional fue estudiar los recursos con los que podía suplir la falta de oficina y del contacto personal con las personas…Él no iba a tener compañeros alrededor, ni salas de reuniones, ni carpetas compartidas pre definidas….¿¿qué recursos podía usar para pingüi paliar estas carencias??

Herramientas

Estaba todo inventado y todo al alcance de su mano, ¡¡al alcance de un click!!, Juanito se reafirmó aun más en su decisión y dio por comenzada su nueva etapa profesional basada en el teletrabajo, y lo primero que hizo, tras crearse un buen pingüi espacio en casa, fue pegar en su tablón, a la altura de su vista, la siguiente frase:

“El trabajo más productivo es el que sale de las manos de un hombre contento”

Víctor Pauchet

 

ROCÍO GALINDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *