3. ADENTRARSE EN EL MERCADO PINGÜILABORAL. (1/2)

Blog_3_300px

Tras todo este análisis, Juanito decidió finalmente estudiar Ingeniería Pingüina. Los años de universidad fueron divertidos, interesantes y toda una experiencia en su nueva vida en Pingüi York. Hizo pingüi-amigos de otras ciudades y realidades distintas a la suya, lo que le ayudó a formarse como persona, ser más abierto, flexible, conocer otras realidades y adaptarse a los cambios que esta nueva era le había hecho vivir. Se hizo también más responsable con sus obligaciones, descubrió nuevos intereses y hobbies… En fin, toda una etapa llena de experiencias y sensaciones.

Una vez pasados los años universitarios, llegó el momento de enfrentarse al mercado pingüilaboral, pero no sabía por dónde tenía que empezar. Y es que la temida búsqueda de empleo había llegado. Sus amigos le decían que su sector estaba muy cotizado y que seguramente encontraría algo tarde o temprano, por lo que tenía esperanzas e ilusión en ello.

Un básico y el primer paso que debía seguir a la hora de buscar trabajo era configurar su currículum, por lo que se puso manos a la obra.

Si algo tenía claro Juanito era que lo primero que tenía que hacer para encontrar empleo era elaborar un pingui curriculum…pero, ¿por dónde empezar? Cada vez que preguntaba a algún amigo por el tema, siempre, en algún momento a lo largo de  la conversación, surgía una frase en tono de advertencia: “Juanito, un buen pingüi curriculum es muy importante, ten en cuenta que va a ser tu carta de presentación…”  “¿Mi carta de presentación?” pensaba Juanito, que no paraba de darle vueltas al tema… Si realmente era como le decían, Juanito quería realizar un pingüi curriculum rompedor, algo increíblemente atractivo que llamara la atención del entrevistador de tal manera que en cuanto lo viera no dudara ni un instante en llamarle para citarle a una primera entrevista.

Juanito se puso manos a la obra y navegando por la red encontró un buen número de ideas sorprendentes….

cv
Encontró curriculums interactivos, curriculums web, curriculums con animación y también vídeo curriculums en los que los candidatos se presentaban, nombraban los proyectos realizados, incluían vídeos, enumeraban fortalezas y finalmente terminaban dando sus datos de contacto.

Existían tantas opciones que Juanito no lo acababa de ver claro… Le gustaba la creatividad de muchos de los pingüi curriculums y vídeos que veía,  pero pensó, como buen ingeniero, en asentar cimientos e ideas, optar por algo sencillo y convencional para tener una buena base y quizá después darle un toque novedoso con alguna infografía.

De los tres tipos o maneras de presentar un pingüi curriculum, Juanito optó por el curriculum cronólogico (que organiza la información por orden cronológico). En realidad tampoco tenía mucha opción, porque al carecer prácticamente de experiencia previa, un curriculum funcional (que organiza la información por temas) o un curriculum combinado (una mezcla de los dos anteriores) no tenía mucho sentido.

Juanito decidió estructurar el pingüi curriculum de la siguiente forma:

1- Título profesional y/o Datos personales.

Juanito leyó que era aconsejable añadir un título con palabras clave junto a la cabecera del curriculum, y pensó en añadir a sus datos personales el título de “Ingeniero pingüinil”.

Los Datos Personales que incluiría serían: Nombre y apellidos, Dirección, Correo Electrónico, Teléfono, Dirección del Blog Personal y el Enlace a sus Redes Sociales.

2- Objetivo profesional.

Juanito incluyó una breve presentación de sí mismo y pensó que sería una buena idea adecuar la presentación y su objetivo en función de la vacante deseada, resaltando la experiencia y las cualidades más afines a la posición a la que optaba.

3- Experiencia profesional.

En este apartado Juanito describió las prácticas realizadas durante los meses de verano. Durante el último verano de carrera, Juanito había realizado unas prácticas como Ayudante del Pingüi Jefe de Producción, participando en la construcción de un gran iglú destinado a la celebración de eventos y congresos, situado a las afueras de Pingüi York.

Sobre su pingüi curriculum futuro, Juanito pensó que cuando acumulara más años de experiencia en distintas empresas, añadiría éstas al pingüi curriculum, empezando por la más reciente (probablemente la más interesantes para el reclutador) y terminando por la más lejana.

4- Formación académica.

En esta sección Juanito enumeró sus cursos y estudios por orden cronológico y sólo aquellos que consideró más importantes y que realmente aportaban valor a su pingüi curriculum.

5- Idiomas.

En este apartado Juanito añadió únicamente el inglés (ya que el español se le presuponía, al ser su lengua materna), así como la fecha de obtención del título oficial que había obtenido en su penúltimo año de carrera.

6- Habilidades profesionales.

Juanito indicó en este punto todos sus conocimientos de carácter informático y tecnológico.

7- Habilidades personales y/o hobbies.

En este último apartado Juanito pensó en detallar sus principales habilidades y algunos de sus hobbies preferidos: viajes, natación, lectura…También incluiría su plena disponibilidad para viajar y residir en otros países, le parecía muy interesante la posibilidad de conocer otros países y culturas, trabajar en el extranjero era uno de sus grandes sueños.

Una vez tuvo claro los diferentes apartados de su pingüi curriculum, Juanito se documentó sobre las normas básicas que aconsejaban los expertos a la hora de realizar un pingüi curriculum. Después de leer distintos artículos, él mismo se hizo una lista con los puntos más importantes que no debía olvidar:

  • Realizar como máximo un pingüi curriculum de dos hojas en las que el entrevistador pueda encontrar toda la información de manera concisa, evitando el “humo” y la repetición de información.
  • Incluir una apropiada foto de perfil. Este punto descolocó un poco a Juanito, ya que él, en un principio, había pensado incluir una foto del verano anterior en la que se encontraba realmente atractivo y con muy buen color. Sin embargo, los expertos recomendaban una foto de buena calidad y de aspecto profesional, así que Juanito abandonó su idea inicial y decidió hacerse una foto más “seria” que transmitiera la imagen de responsabilidad de la que solía hacer gala.
  • Cuidar los aspectos formales del curriculum: el orden, los márgenes, la precisión en las fechas, la fuente (legible y espaciada), la combinación de colores para que el pingúi curriculum no parezca un arco iris… En definitiva, la utilización de un tono formal y la veracidad.
  • Incluir enlaces directos a los blogs y/o redes sociales como LinkedPing.
  • Resaltar los logros personales.
  • Crear una cuenta de e-mail profesional. Sobre este punto, Juanito decidió abrirse una cuenta de correo más profesional y descartó incluir las que utilizaba con sus amigos (elrana@gmail.com) o ligues de verano (aquimetienesamor@yahoo.com).
  • Utilizar palabras clave. Juanito leyó que era importante encontrar las palabras claves más utilizadas en su sector profesional e incluirlas en el pingüi curriculum con un formato que las hiciera destacar.
  • Inspirar confianza al reclutador, de tal manera que sienta que eres una persona responsable. Para ello, se podrían utilizar verbos como: organizar, planificar, coordinar, desarrollar, motivar, integrar, etc.
  • Adaptar el curriculum en función de la oferta de trabajo.

Finalmente, así quedó el pingüi curriculum de Juanito:

cv

Juanito quedó contento con el resultado, pero no estaba del todo satisfecho…

ESPERANZA GONZÁLEZ BARREDA

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *