7. BÚSQUEDA DE EMPLEO EN LINKEDIN

blog-7_300px

Era un agradable domingo de primavera y Juanito decidió salir a desayunar a la terraza del bar de enfrente de su casa. Tenía una importante tarea pendiente, pero no quería desaprovechar los primeros rayos de sol de la mañana, por lo que cogió su Tablet y un cuaderno y se puso en marcha.

Ya en el bar, y después de tomar su café con leche, puso manos a la obra y empezó a construir su perfil de Linkedin. Era consciente de la importancia de esta red social a la hora de desarrollar su marca personal y buscar trabajo, pero esa mañana no se sentía demasiado inspirado, y no lograba plasmar por escrito todo lo que quería contar de sí mismo.

Después de darle unas cuantas vueltas decidió pedir un croissant de chocolate (había sido un pingüino muy goloso desde pequeño y el chocolate siempre lo ayudaba a pensar), y empezó a bucear por la red en busca de consejo. Con lo que ya le había contado su amigo Pablo y lo que encontró al cabo de un rato ya tenía en su cuaderno las 10  pautas clave que no podía olvidar:

 

  • La foto de perfil – debe ser una foto formal, pero que a la vez represente de forma objetiva mi perfil. No tiene sentido que un profesional de design salga en traje y corbata, ni que un director de finanzas salga en ropa de deporte, por ejemplo. Ah y una sonrisa nunca viene mal!

 

  • La cabecera – Linkedin ofrece la posibilidad de poner una cabecera y voy a aprovecharlo para dar a mi perfil un aspecto más visual. Lo ideal es tener alguna imagen relacionada con mi profesión o sector.

 

  • El extracto: Es el párrafo introductorio que sale antes de la experiencia, y es un espacio muy interesante para hacer un breve resumen de mi perfil e intereses.

 

  • Experiencia – el perfil de Linkedin no es un cv, por lo que se deben publicar solo aquellas experiencias que aporten valor al perfil de trabajo que estoy buscando. (vaya, creo que no pondré entonces mis dos veranos como vigilante en las playas de la Costa Brava…). También es importante en este punto utilizar keywords propias de mi profesión o sector, ya que esto me ayudará a aparecer en los resultados de las búsquedas realizadas por los recruiters.

 

  • Antecedentes académicos: aquí pondré mi título universitario y algún otro curso importante a nivel profesional. También tengo que mencionar mi dominio de idiomas y manejo de programas informáticos.

 

  • Contactos: la posibilidad de conectar a profesionales de todo el mundo es la clave del éxito de Linkedin, así que tengo que hacer crecer mi red. Esta red se construye de contactos personales, académicos o profesionales, referentes de mi sector o profesionales de empresas que me interesen, entre otros.

 

  • Recomendaciones: Tengo que solicitar a mis contactos que me escriban alguna recomendación, esto me ayudará a enriquecer mi perfil. Si tuviera experiencia laboral se lo pediría a los compañeros, jefes, proveedores, clientes, etc., pero de momento me limitaré a pedírselo a mis profesores.

 

  • Grupos: hay multitud de grupos en Linkedin, y lo ideal es crear, participar y unirse a algunos de ellos. Voy a buscar los que estén relacionados con mis áreas de interés profesional y enterarme de lo que se habla  por ahí…

 

  • Empresas: la gran mayoría de empresas tienen su página corporativa en Linkedin, donde publican noticias, actualizaciones y ofertas de trabajo. Es una oportunidad única para conocer mejor su cultura y estar al día con sus novedades, así que tengo que seguir a las que me interesan desde ya!

 

  • Búsquedas de empleo: el buscador de Linkedin es una herramienta muy potente a la hora de buscar empleo. Añadiré unos criterios y palabras clave al filtro y guardaré la búsqueda para recibir notificaciones periódicamente.

 

Y después de dos horas de intenso trabajo Juanito tenía ya su perfil en Linkedin, había empezado a seguir a grupos y empresas y solo le faltaba realizar una búsqueda para conocer las ofertas laborales adecuadas a su perfil. Las ofertas para ingenieros pingüinos eran escasas y en todos los casos solicitaban el dominio de una segunda lengua. Una opción intermedia pero que quizá pudiese ayudar a Juanito a incorporarse al mercado laboral de inmediato y coger experiencia era marcharse al extranjero. A Juanito le atraía la idea de trabajar un año fuera de Pingüi York. y de vivir la experiencia de un ambiente internacional y multicultural. Tres fueron las ofertas que, por las características del proyecto y la ubicación, más le llamaron la atención:

a) Construcción de una autopista en Oriente Medio

b) Mantenimiento de una plataforma petrolífera en el Mar del Norte

c) Creación línea ferroviaria en Asia Oriental

Las tres ofertas tenían algo que movilizaba su espíritu aventurero, pero había una de ellas que le atraía de especial manera… Nervioso ante la posibilidad de encontrar su trabajo soñado hizo click en “aplicar” y lanzó su candidatura. La suerte estaba echada…

CATIA NEVES

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *