12. CAMBIO DE PLANES

blog-12_300px

Es increíble cómo pasa el tiempo, la semana que viene hago dos años en la Pinguiñía!!! Haciendo balance de este tiempo me doy cuenta de lo mucho que he aprendido y de los buenos amigos que he hecho aquí.

Desafortunadamente, la crisis ha afectado a todo nuestro sector y la Compañía se encuentra en un proceso de reestructuración.  Espero que no me toque a mí, al fin y al cabo, tengo muy poca antigüedad, mi salario no es muy alto y soy muy trabajador….

Mientras hago estas reflexiones, veo que mi pigüijefe me está llamando al teléfono:

“Juanito, ¿puedes venir a mi despacho por favor?”

Por supuesto, ahora mismo voy…..

Tras una larga reunión con mi jefe y con el Director de Relaciones Laborales salí del despacho sin poder creerme lo que estaba pasando.

Con todo lo que me he esforzado, la preparación que tengo y lo bien que me llevo con todo el mundo, ¿por qué me ha tenido que tocar a mi…? No lo puedo entender!!!

Me fui de allí desconcertado, no sabía qué hacer ni qué decir así que llamé a mi amigo Jaime, él había pasado por algo parecido hacía algún tiempo y podría darme algún consejo de cómo actuar.

Quedamos en un cafepingüi cercano a su trabajo y tras charlar un rato sobre otros temas le dije que nunca me habría imaginado que un día podría perder mi empleo, con todo lo que había estudiado y trabajado sin descanso para ganarme el puesto de trabajo. ¿Cómo podían prescindir de mí tan fácilmente?

Jaime me explicó que era normal que me sintiera enfadado, frustrado, fracasado, e incluso que tuviera sentimientos de vergüenza y/o culpa, pero que no podía dejar que lo que me acababa de ocurrir provocara en mí una pérdida de autoestima.

Estos sentimientos son inicialmente inevitables, pero debía tener en cuenta que mi “desvinculación” de la empresa se debía a factores externos.

Hoy en día las empresas no pueden asegurar continuidad para siempre, sólo empleabilidad y en muchas empresas se estaban produciendo salidas por diversos motivos:

  • La recesión económica,
  • Cambios que se han producido en el mundo laboral como consecuencia de la globalización,
  • La transformación digital…

Lo que debería hacer es pensar que esta crisis debía convertirse en una “oportunidad”. Debía tener una actitud positiva ante el cambio y aprovechar para preguntarme qué era lo que realmente me gustaba hacer, si dedicaba tiempo suficiente a mi familia, amigos y a mí mismo. Quizás podría aprovechar para formarme o para encontrar un trabajo que me encantara en mi pingüiempresa ideal, e incluso montar mi propio pingüinegocio.

Tenía razón, aunque era difícil asimilarlo.

Intentando ver el lado positivo de esta situación, recuerdo que durante la conversación con mi jefe me comentó que la empresa pondría a mi disposición un servicio de outplacement para ayudarme a encontrar trabajo. La verdad es que estaba bloqueado y no le hice mucho caso sobre este tema.

¿Tú sabes de qué se trata?, le pregunté a Jaime.

Claro, mi empresa también me ayudó cuando salí, hace ya un año y medio aproximadamente.

Un outplacement es un proceso de asesoramiento, apoyo y orientación dirigido a las personas desvinculadas de su empresa, para la búsqueda de un nuevo empleo, en el menor tiempo posible. A través del proceso de outplacement se reorienta de manera positiva al empleado que se desvincula de la empresa, ayudándole a diseñar estrategias realistas para alcanzar un nuevo objetivo laboral acorde a sus competencias, permitiendo compatibilizar los objetivos personales y profesionales con la realidad del mercado laboral.

Eso sí, hay que tener claro que el outplacement no garantiza la consecución de un empleo, pero su objetivo es aumentar la probabilidad de que se lleve a cabo la reinserción laboral del candidato. Es importante tener en cuenta la importancia del hábito, la constancia y cómo organizar el tiempo para conseguir los objetivos.

Los objetivos del Outplacement son:

  • Disminuir el impacto psicológico de la desvinculación,
  • Disminuir el periodo de cesantía del personal desvinculado,
  • Proporcionar respaldo técnico y profesional al desvinculado,
  • Mejorar la empleabilidad del candidato,
  • Facilitar la reconversión laboral, la reinserción o el autoempleo,
  • Contribuir a que identifique sus habilidades, conocimientos o competencias más destacadas,
  • Conocer e identificar las oportunidades en el mercado laboral.
  • Orientar sobre la trayectoria laboral y la definición de objetivos personales,
  • Ayudar a diseñar una estrategia para lograr sus objetivos,
  • Utilizar las técnicas de búsqueda y canales de empleo de manera eficiente,
  • Establecer y desarrollar el networking o red de contactos.

Pero, ¿qué beneficios proporciona el Outplacement a mi antigua empresa?

  • Imagen Corporativa,
  • Responsabilidad Social con sus empleados,
  • Sentimientos de culpa minimizados,
  • Mínima perturbación del Clima Organizacional

Por mi parte, te puedo dar algunos consejos de lo que aprendí durante el proceso de outplacement:

  • Controla tus sentimientos, es posible que sientas rencor, ira, culpa, aprensión y miedo al futuro. No busques culpables. Con el tiempo se aminorarán esos sentimientos a medida que vayas asimilándolo. Intenta ver el lado positivo de las cosas. Piensa que tu carrera no ha terminado, sólo estás en un proceso de cambio y que después de un corto período de tiempo continuará seguro que con grandes éxitos.
  • Reúne a las personas próximas a ti. Comparte esta noticia con tu familia y las personas más cercanas a ti. Es muy importante el apoyo que vas a recibir de todos.
  • Empieza a recopilar tu red de contactos. Si aún la tienes, haz una lista de contactos, revisa los contactos de LinkedPing y de tu otras redes sociales.
  • Revisa tu pingüi curriculum haciendo un especial hincapié en tus competencias y logros.
  • No te precipites en tus llamadas a tu red de contactos. Espera a estar preparado, saber qué mensaje quieres transmitir y cuál es tu nuevo objetivos profesional.
  • Comprende que tu nuevo trabajo es buscar trabajo. La búsqueda de empleo exige una labor sistemática y planificada y una dedicación constante. Haz un análisis de tu experiencia, conocimientos, capacidades, puntos fuertes y débiles, investiga y conoce el mercado, sector, empresas y puestos a los que puedes acceder, es decir, prepárate antes de salir al mercado.
  • Identifica lo que es importante para ti. Descubrirás algunos nuevos valores que antes no te preocupaban tanto: autonomía, balance de vida profesional – vida familiar o plan de carrera. Y sobre todo confía en ti mismo.
  • Aprovecha esta oportunidad y define tu objetivo profesional.
  • Se flexible. Puedes tener varios objetivos y estrategias laborales al mismo tiempo. Ceñirte a una sola meta o metodología puede ser contraproducente. No seas excesivamente ambicioso, ya que podrías estar cerrándote otras posibilidades más realistas. En este sentido, es más eficaz marcarse pequeñas metas menos ambiciosas.
  • Mantén una actitud alerta y amplia. Muchos profesionales cambian de sector y algunos también de actividad.
  • Adopta una actitud positiva. Para ello también es bueno incluir la práctica de algún deporte en tu rutina diaria que te permitirá mantenerte activo y sentirte mejor física y mentalmente. Esta actitud es el ingrediente clave para superar obstáculos.

Después de esta charla con Jaime, me sentí totalmente renovado, optimista y con unas ganas enormes de poner en marcha todos los consejos que me había dado. No sabía cómo agradecerle toda su ayuda así que le prometí que cuando encontrara mi próximo trabajo sería el primero con el que me iría a celebrarlo.

 

SUSANA FERNÁNDEZ PESTAÑA

Continuar Leyendo