19. ¿CÓMO RETENER EL TALENTO?

Blog 19_300px

El tiempo pasaba, cada vez más cerca el gran día y Juanito estaba nervioso… es cierto que ya había tenido otros  “primeros días”…pero ahora, el hecho de tener un equipo le imponía, sabía que serían seis personas y que ninguno de ellos tenía más de 35 años… Juanito no paraba de pensarlo.

Iba a tener a cargo a un equipo de pingüi-millenials, la conocida generación Y… la generación del nuevo milenio… y Juanito estaba preocupado, ¿¿sabría entenderlos?? Lo único que había oído sobre ellos era su destreza con las nuevas tecnologías.

Decidió acallar sus preocupaciones y pasar a la acción, así que se puso a leer en la pingüi red todo la información que encontró sobre los pingüi-millenials, le preocupaba especialmente cómo motivarlos y retenerlos, después de navegar durante horas y horas escribió en un papel las principales conclusiones y pautas que debía poner en práctica para poder hacerse rápido con su nuevo equipo:

Conclusiones Millenials

  1. Trato Horizontal. Juanito había leído que los pingüi-millenials valoran este tipo de trato con su Responsable, buscan una relación en la que su superior sea un amigo/mentor a quién puedan recurrir para pedir ayuda y consejo.

 

  1. Comunicación. Su equipo necesitaría saber cuál era el rumbo de la empresa, del departamento, del proyecto… ya que los pingüi-millenials son una generación interesada por conocer el por qué se hacen las cosas y qué sentido tiene su trabajo, este hecho es, precisamente, lo que les anima a proponer nuevas ideas y retos.

 

  1. Retos y Formación. Juanito se encontraría con un equipo atraído por la posibilidad de desarrollar habilidades nuevas constantemente que supongan aumentar las posibilidades  de aprender y desarrollarse en la empresa.

 

  1. Espacios de integración. Ya que para estos jóvenes pingüi-millenials es fundamental realizar actividades que permitieran mantener relaciones de amistad con otros compañeros de trabajo.

 

  1. Flexibilidad: Juanito leyó que este aspecto resultaba clave para los pingüi-millenials, especialmente en el asunto de los horarios, ya no entienden la presencia en la empresa  con los avances tecnológicos existentes, ellos trabajan por resultados y buscan cumplir objetivos.

 

Un gran número de ideas afloraron en la cabeza de Juanito al plasmar por escrito estas notas… estaba convencido de que se haría pronto con su equipo, actuaría como mentor, les mantendría informados de los proyectos, indagaría sobre sus  inquietudes formativas, trazaría planes de carrera con ayuda del área de Recursos Humanos, fijaría reuniones mensuales con ellos para realizar seguimiento y evaluar logros, intentaría proponer excursiones o actividades deportivas para fomentar la unión dentro del equipo y “socializar” y por supuesto les daría toda la flexibilidad que le permitiera la empresa…

Y con estas ideas en la cabeza Juanito dio comienzo a su primer día de trabajo con equipo mucho más tranquilo…

ESPERANZA GONZÁLEZ BARREDA

Continuar Leyendo