14. ¡NO TE QUEDES CON LAS GANAS!

blog-14_300px

Después de días de reflexión y con las ideas renovadas, Juanito decidió que era hora de cambiar, de abandonar su zona de confort y de enfrentarse a nuevos retos.

Decidió buscar y buscar ofertas de empleo navegando en las RRSS que se habían desarrollado en los últimos tiempos en Pingüiyork… pero lo que encontró tampoco le llamó excesivamente la atención. El proceso de coaching que había iniciado había despertado en él  nuevas inquietudes.

En esta tarea de búsqueda se encontró  de bruces con publicidad sobre un concurso anual de Startup a nivel nacional que se desarrollaban en la ciudad. Le llamó tanto la atención que decidió averiguar qué era eso…

Juanito empezó a sentir más y más curiosidad acerca del tema. Ideas tales como la innovación, la creatividad, la ilusión por hacer algo que le gustaba, empezaron a motivarle y motivarle. Pero, ¿qué era realmente una startup?

Una startup podría definirse como una empresa de nueva creación, que presenta ideas innovadoras y en ocasiones disruptivas con grandes posibilidades de crecimiento y en ocasiones, un modelo de negocio estable.

Las startup suelen tener un fuerte componente tecnológico y están relacionadas con el mundo de internet y de las TICs, diferenciándose de otras empresas jóvenes en sus posibilidades de crecimiento y necesidades de capital,  ya que tienen un menor coste que facilita su crecimiento a medio y largo plazo.

La tipología de inversores en el mundo del emprendimiento es muy amplia, podemos encontrarnos con FFF ( friends, Family y fools ….) o Venture Capital o Private Equity.

Revisando casos de emprendimiento de éxito, Juanito  encontró información relativa a Googleyork, Twitterpingüi, etc, y pudo profundizar en los aspectos que habían hecho triunfar a otros jóvenes emprendedores.

Startup

Fuente: Riccardo Ocleppo, CEO de Docsity.

Sentado enfrente de su Pigüipc encontró noticias de que en todo Pingüiyork existían centros que apoyaban a jóvenes emprendedores en la materialización de sus proyectos. Se trataba de ecosistemas que “aceleraban” la creación de las startup a través de asesoramiento, programas de mentorización y formación intensiva.

Tenía la información y las herramientas para materializar algo, pero, ¿el qué? Juanito siempre había sido muy solidario y colaboraba cuando podía en labores de voluntariado humanitario. ¿Cómo podía unir ambas vocaciones? Pensó en la alta tasa de desempleo que existía en la ciudad y las dificultades que muchas familias estaban experimentando para llegar a fin de mes…

¡¡Ya está!!

Voy a crear una App “Solidaria” donde todos los supermercados de la ciudad puedan, al final de cada día y cuando retiren los productos perecederos, tener un aplicativo donde los marquen y llegue un aviso a una ONG solidaria que vaya a retirarlos para su posterior distribución entre la gente más necesitada. Así se podría conseguir un mundo más justo donde la gente más desfavorecida viviera un poco mejor.

Aparentemente era una idea simple y de fácil ejecución, pero resultó ser un proyecto complejo y apasionante. Juanito dedicó mucho tiempo y esfuerzo. Aprendió mucho. De los aciertos y de los errores. Tuvo que llamar a muchas puertas, algunas de ellas se abrieron y otras fueron cerradas en su pingüi nariz… este proyecto le absorbió por completo durante una temporada…

ELENA VALENCIA Y JAVIER JURADO

 

Continuar Leyendo