11. NEW JOB, NEW LIFE

blog-11_300px

Juanito ya era todo un experto en afrontar entrevistas. Aun así, a pesar de todos sus conocimientos sobre cómo realizarla, ¿había tenido en cuenta todas las variables? La pingüicompetencia era muy grande y resultar elegido en un proceso de selección era más complicado de lo que parecía.

Un día cualquiera, tras muchas entrevistas realizadas tanto en pingüipymes y pingüinacionales….Suena el teléfono.

 

..Ring Ring…Ring Ring…

 

-¿Sí, dígame?

 

-Hola, buenas tardes Juanito, soy Pingüicruiter, te llamo de Pingüicyr y me gustaría darte feedback de tu proceso de selección con nosotros, ¿tienes unos minutos?

 

A Juanito se le paraba el corazón cada vez que decían esto…no era la primera vez que, a pesar de estar entre los finalistas, no era elegido para el puesto.

 

-¡Por supuesto!, contestó ilusionándose lo justo. En esta ocasión, Juanito tenía una corazonada, había salido con buen sabor de boca en la última entrevista con el Director de Pingüinnovación.

 

-Juanito, ha sido un proceso largo, hemos visto a muchos candidatos pero me alegra decirte que queremos contar contigo para este proyecto.

 

¡¡Juanito no sabía dónde meterse de la emoción!! ¡Por fin! ¡Objetivo conseguido! ¡Iba a pertenecer a una Pingüinacional, con renombre y en una posición muy atractiva!

 

-¿Juanito, qué te parece? -preguntó la Pingüicruiter .

 

Juanito estaba tan nervioso que soltó una breve carcajada y dijo:

 

– ¡Perfecto por mi parte!

 

Tras esta reunión con la Pingüicruiter, Juanito estuvo imaginado cómo serían sus primeros días…De repente, vinieron a su cabeza un montón de dudas sobre su aterrizaje en la Pingüiñia.

Juanito, desde que “despertó” en este siglo, sentía esa sensación de que no encajaba como  antes lo hacía en su manada de Papúas. Y es que sabía que iba a estar 8 horas con sus compañeros, 5 días a la semana, y que iba a compartir muchas experiencias…en definitiva, iba a compartir su vida, por eso tenía miedo a no encajar en el equipo…

Aun así, Juanito decidió buscar algunos tips que le ayudasen a que el proceso de adaptación fuera lo más llevadero posible. Por lo general, Juanito observó que la mayoría de las empresas tenían un Proceso de Onboarding para facilitar que los nuevos empleados se sintiesen lo más rápido posible integrados en la compañía.

Y llego el día, Juanito se levantó, como cada día, a las 7 de la mañana. Era una ocasión especial y por ello decidió ponerse su corbata de la suerte.

Una vez que llegó a la empresa, la Pingüicuiter le recibió para entregarle su contrato y su pack de bienvenida.  A Juanito le presentaron a todo su equipo y a los distintos departamentos.

 

-Creo que no voy a recordar vuestros nombres…

-No te preocupes Juanito, vamos a darte toda la información: Organigramas, personas de contacto para cualquier problema y distintos procesos de actuación.

 

Tras todas estas presentaciones, a Juanito le convocaron a distintas reuniones con otros compañeros que se incorporaban también ese día… Estas charlas las impartían las distintas personas responsables del departamento para explicar a fondo cómo funcionaban. Esto fue muy útil para Juanito porque le permitió conocer a los responsables de cada área y entender los procedimientos y herramientas de la Pingüiñía.

También contaba con información en la Intranet y un curso online donde de una manera muy visual le explicaban temas relevantes para su día a día (petición de vacaciones, los beneficios por ser pingüiempleado, cómo ver la pingüinómina, etc).

Con todas estas acciones, más el empeño que le puso por aprender lo más rápido posible y preguntar todas las dudas, en menos de una semana Juanito conocía el ADN de la empresa: la visión, la misión y valores, pero también su estructura organizativa, estrategia de negocio y muchas cosas más…
Visión, Misión y Valores

GEMA LÓPEZ

Continuar Leyendo